Infecciones de Transmisión Sexual

Son un tipo de infecciones que se transmiten o contagian durante las relaciones sexuales. Todas se transmiten al mantener relaciones sexuales con personas que tienen la infección.

Es posible tener una de estas infecciones aunque no se presente ningún síntoma. En otras ocasiones, los síntomas pueden desaparecer por sí mismos, pero la enfermedad no se cura si no se recibe tratamiento. Algunas de estas enfermedades no se pueden curar aún (SIDA).

VIH/SIDA

La palabra SIDA corresponde a las iniciales Síndrome de InmunoDeficiencia Adquirida.

Síndrome: conjunto de síntomas y signos que caracterizan una enfermedad.
Inmuno Deficiencia: debilitamiento del sistema inmunológico (responsable de defender el cuerpo).
Adquirida: no es hereditaria, sino causada por un virus.

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) es el virus que provoca la enfermedad que conocemos como SIDA.

Cuando el VIH entra en nuestro organismo ataca al sistema de defensas destruyendo progresivamente las células que se encargan de protegernos de las enfermedades. El SIDA es la última etapa de la infección por el VIH. Se produce cuando el sistema inmunológico de la persona está muy gravemente debilitado y por tanto queda expuesta a determinadas enfermedades infecciosas o cánceres.

Los fluidos corporales en los que el virus del VIH está en cantidad suficiente como para transmitise son: la sangre, la sangre menstrual, el flujo vaginal, el semen y la leche materna. El contagio se produce cuando el virus, presente de estos fluidos penetra en el organismo de otra persona . No olvides que en las relaciones sexuales de penetración se producen heridas microscópicas en los tejidos mucosos (pene, vagina y ano) que son suficientes para que penetre el virus. El virus puede transmitirse por contacto sexual sin preservativo, a través de la sangre (compartiendo jeringuillas), durante el embarazo, el parto o la lactancia de una mujer seropositiva a su hij@.

En base a estos datos el virus del VIH se transmite por tres vías:

  • Contacto sexual sin preservativo.
  • A través de la sangre (compartiendo jeringuillas).
  • Durante el embarazo, parto o lactancia de una mujer seropositva a su hij@.

La información y la prevención son las únicas armas de las que disponemos para limitar la propagación del virus del sida. El conocimiento es la primera medida preventiva, es importante que comprendamos en qué consiste la enfermedad, como se transmite y como protegernos.

El VIH es un virus transmisible por medios bien identificados: la sangre, las secreciones sexuales y la leche materna. En la vida cotidiana no existe riesgo de transmisión, la picadura de mosquitos o la convivencia con animales domésticos no conlleva riesgo.

Más info en El VIH.

Sífilis

Otras Infecciones de Transmisión Sexual (I.T.S.)

¿Cómo se transmiten las ITS?

Estas infecciones se transmiten durante las relaciones sexuales por la vagina, por el ano o durante el sexo oral (mamar o chupar). Algunas de estas enfermedades (VIH y hepatitis B) también pueden transmitirse en contacto con sangre infectada.

¿Qué hacer si sospecha una ITS?

Si crees que tienes una infección de transmisión sexual (ITS), acude a que te revisen en un Centro de Salud. No te quedes esperando a que la enfermedad desaparezca. Si lo dejas pasar y no recibes tratamiento, puedes transmitir la enfermedad a otra persona. Los siguientes síntomas pueden indicar que tienes una ITS. Si observas cualquiera de estos síntomas, acude a un Centro de Salud.

Sintomatología de las ITS

MUJER

  • Flujo u olor anormal en la vagina.
  • Dolor en el área de la pelvis, en el lugar entre el ombligo y los genitales.
  • Quemazón o picor alrededor de la vagina.
  • Sangrado por la vagina que no es su regla normal.
  • Dolor en la vagina durante el coito (penetración).

HOMBRE

  • Llagas, ronchas o ampollas cerca de los genitales, ano o boca.
  • Ardor y dolor al orinar o al mover el vientre.
  • Necesidad de orinar continuamente.
  • Comezón alrededor de los genitales.
  • Garganta roja o inflamada.
  • Síntomas de gripe, con fiebre, escalofríos y dolores.
  • Inflamación alrededor de los genitales.

I.T.S. más frecuentes

A continuación pasamos a describiros las I.T.S. más comunes, pero debéis tener en cuenta que no son las únicas que existen.

Gonorrea

Infección causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. En los hombres, el síntoma primario de la gonorrea es un flujo uretral amarillento purulento que a veces va acompañado de molestias urinarias. El sitio habitual de la infección es la uretra y el estado se llama uretritis gonocóccica. El flujo aparece entre los 3 y los 10 días después de contraer la enfermedad y en general se acompaña con ardor durante la micción y una sensación de prurito dentro de la uretra. La inflamación puede ceder a las dos o tres semanas sin tratamiento o puede persistir de forma crónica. La infección puede difundirse a las vías genito-urinarias, afectando la próstata, el epidídimo, las vesículas seminales, la vejiga y los riñones. En las mujeres, los síntomas de la gonorrea pueden estar ausentes o ser leves en las primeras etapas. De hecho, algunos estudios indican que el 80% de las mujeres con gonorrea (y el 10% de los hombres) casi no tienen síntomas. El primer síntoma temprano puede ser un flujo vaginal amarillento (sin embargo no todos son gonorreicos), y en algunos casos escozor al orinar. El sitio primario de la infección es en general e cuello uterino que se inflama (cervicitis), pudiéndose provocar posteriormente una infección pelviana (útero, trompas y ovarios). La cronificación de esta enfermedad puede ser una causa de esterilidad en las mujeres.

Sífilis o lúes

Enfermedad bacteriana originada por el Treponema Pallidum: al igual que en la gonorrea se inicia en el sitio de contacto con la aparición de una o varias lesiones cutáneas primarias que se conoce como chancro. El chancro es una úlcera dura, redondeada, de bordes levantados y en general indolora. En el varón aparece por lo común sobre el pene, en el escroto o en la región púbica. En la mujer se localiza en general en los genitales externos, pero puede aparecer en la vagina o en el cuello del uterino, así como en la boca, en el recto, sobre un pezón o en cualquier parte de la piel. El chancro aparece de dos a cuatro semanas después de contraer la enfermedad, y si no se trata, en general desaparece en varias semanas sin dejar huella. En general, el chancro es sólo la primera etapa en el desarrollo de una enfermedad crónica que puede llegar a ser mortal. Cuando la sífilis no se trata, la “etapa secundaria” se manifiesta en varias semanas o meses después de la cicatrización del chancro. Suele aparecer una erupción cutánea generalizada que es transitoria y puede o no acompañarse por síntomas vagos (cefalea, fiebre, indigestión, dolor en la garganta, dolor muscular o articular). Muchas personas no asocian estos síntomas con el chancro primario. Después de esta etapa todos los síntomas desaparecen y empieza el llamado “periodo latente”. Durante este período que puede durar años, los microorganismos bacterianos horadan varios tejidos, particularmente los vasos sanguíneos, el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) y los huesos.

Candidiasis (cándidas)

Es quizás la infección más frecuente, producida por un hongo. No es una ETS de forma estricta, ya que puede adquirirse sin que la vía de contagio sea sexual. Se manifiesta preferentemente en la mujer con picores, escozor y sensación de quemazón en los genitales. La secreción vaginal es anormal. El hombre puede notar enrojecimiento a nivel del glande. La curación es sencilla mediante un tratamiento local vaginal y vulvar y también oral.

Tricomonas

Se trata de una infección vaginal causada por un parásito protozoo. Se observa secreción vaginal espumosa, amarillenta y maloliente que causa irritación y picores. Los hombres tienen pocos o ningún síntoma. Ya que los síntomas son comunes a otras enfermedades, lo mejor es acudir al médico. Para evitarlo la utilización de preservativo tanto en penetración vaginal y anal, así como en la felación es suficiente.

Condiloma / Papiloma ó Verruga genital

Se produce por un virus denominado Papilomavirus humano que se manifiesta exclusivamente por la aparición de pequeñas verrugas localizadas de preferencia en los genitales externos, vagina o cuello uterino en la mujer y glande en el hombre. El tratamiento consiste en la destrucción de dichas verrugas por diversos procedimientos.

Clamideas

Los microorganismos denominados Chamydia Trachomatis son los que producen esta enfermedad (mujer: chlamydia; hombre: chlamydea o uretritis inespecífica). La uretritis inespecífica consiste en un inflamación de la uretra del hombre que no es causada por una gonorrea, pero cuyos síntomas son bastantes similares. Los principales síntomas de esta enfermedad son ligeras molestias al orinar, y en el caso del hombre, son bastantes similares a los de la gonorrea. Sin embargo, la gonorrea tiende a producir más dolor en la micción y mayor cantidad de flujo con un aspecto similar al pus. En el caso de los hombres, si no se trata puede originar complicaciones como son lesiones uretrales, infección del epidídimo, el síndrome de Reiter (uretritis, inflamaciones de los ojos y artritis), etc. Y en el caso de las mujeres, lesiones en el cuello uterino, salpingitis (infección en las trompas de Falopio), enfermedades pélvicas, y posible infertilidad.

Chancro blando

Es causada por un bacilo denominado Haemophillus Ducreyi (Bacilo de Ducrey). La lesión primaria de esta enfermedad es un chancro que se parece al chancro sifilítico en aspecto, pero en contraste a la lesión sifilítica, es bastante doloroso.

Granuloma inguinal

Es causada por un agente infeccioso denominado Calymmatobacterium granulomatis. La enfermedad se caracteriza por lesiones cutáneas ulceradas, indoloras, progresivamente diseminadas. Los sitios más comunes de infección son la piel y las membranas mucosas de los genitales, pero la enfermedad puede también afectar al recto, los glúteos o la boca..

Herpes genital (VHS)

Es una enfermedad de los órganos genitales causada por el virus del herpes simple Tipo II y, en algunos casos por el Tipo I. Se manifiesta, tanto en el hombre como en la mujer, por la aparición de unas vesículas que al final estallan formando pequeñas úlceras que curan espontáneamente. Se acompañan de sensación de escozor y quemazón, además de fiebre, dolor en la micción y cefaleas. En las mujeres, estas vesículas se suelen localizar en los labios vaginales, y en los hombres, en el pene. También, se pueden situar alrededor del ano. Aunque las úlceras cicatrizan en unas tres semanas en el primer período de la infección, el virus permanece en el cuerpo, pudiendo permanecer de forma latente durante el resto de la vida o manifestarse de forma periódica. En la actualidad no existe tratamiento totalmente efectivo, aunque algún medicamento previene o reduce la recurrencia de los síntomas.

Vaginitis y uretritis

No se trata propiamente de ETS, sino de una manifestación sintomática. Son infecciones muy frecuentes que en algunos casos pueden ser producidas por un protozoo denominado Trichomonas Vaginalis que afecta fundamentalmente a la vagina y a la vejiga urinaria. La infección es de carácter leve pero los síntomas pueden ser muy molestos. En la mujer, picores y escozor vulvar, así como secreción anormal vaginal. En el hombre, muchas veces se produce sin síntomas. Se cura de forma simple mediante un tratamiento de óvulos vaginales, asociado a comprimidos para ingerir por boca.

Hepatitis

Es un proceso inflamatorio del hígado provocado por un virus. Empeora con el alcohol y los fármacos.

La gravedad de la hepatitis depende de la respuesta del sistema inmunológico (sistema de defensas del organismo) de cada persona, pudiendo tener una amplia gama de síntomas. En un caso de hepatitis aguda, el desarrollo de la enfermedad empieza de modo brusco, con malestar general, naúseas, vómitos, pérdida de apetito y a menudo fiebre. Puede haber también erupciones cutáneas y dolores articulares, sobre todo en la hepatitis B. A los 3-10 días aparece orina oscura y después ictericia (una coloración amarillenta de la piel, los ojos y de las mucosas). Estos síntomas van desapareciendo progresivamente, aunque la ictericia continua. Después de 2-4 semanas se está ya en la fase de recuperación y disminuye poco a poco la intensidad de la ictericia. Normalmente, la hepatitis se resuelve de modo espontáneo al cabo de 4-8 semanas desde su comienzo. Es necesario guardar reposo, pero en la mayoría de los casos no es preciso tratamiento.

Hepatitis A

Está causada por el virus A (VHA). Se transmite sobre todo por contacto fecal-oral (alimentos, agua contaminada y/o contactos sexuales orales-anales).

Hepatitis B

Es debida al virus B (VHB). Éste se encuentra en la sangre, el semen y las secreciones vaginales en concentración suficiente para producir la infección. Se trata esencialmente de una enfermedad de transmisión sexual, cuyo periodo de incubación es de 6 a 25 semanas. Hay que tener en cuenta que en el 5-10% de las infecciones por el virus B hay una progresión a la cronicidad (se considera crónica toda hepatitis que dura más de seis meses). Una vez que se contrae la hepatitis, ésta se puede transmitir cuando se encuentra en activo (fase aguda) o cuando se trata de una hepatitis crónica. En el tratamiento de la hepatitis B crónica se utilizan, en algunos casos, inyecciones de Interferón. Existe una vacuna contra la Hepatitis B, cuya eficacia y tolerancia ha sido ampliamente comprobada.

Hepatitis C

Es debida al virus C (VHC) y se transmite por la sangre. La transmisión por vía sexual es rara pero posible. La hepatitis C es la que tiene mayor tendencia a cronificarse (hasta el 50%). Aunque lo más común es que la hepatitis crónica resultante siga un curso benigno y a menudo asintomático, un porcentaje próximo al 20% de la personas con VHC acaban desarrollando cirrosis. No existe una vacuna para este tipo de hepatitis. El tratamiento puede consistir en inyecciones de Interferón en el caso de la hepatitis crónica.

Encuentra más información sobre:

Sexos

Sexos

Nuestra sexualidad se manifiesta de muy diversas formas, accede a aproximaciones del concepto de sexualidad…

Saber más
Conoce tu cuerpo

Conoce tu cuerpo

Aunque cualquier parte del cuerpo puede generar placer, en esta sección nos centraremos en la anatomía genital.

Saber más
Conductas sexuales

Conductas sexuales

La conducta sexual se refiere a todo tipo de actividad sexual que una persona puede realizar consigo misma, con otra persona, bien sea homosexual, heterosexual o bisexual, o incluso en un trío o en grupo.

Saber más
Infecciones de transmisión sexual

Infecciones de Transmisión Sexual

Las ITS son un tipo de infecciones que se transmiten o contagian durante las relaciones sexuales…

Saber más
Sexo seguro

Sexo seguro: el condón

El sexo seguro se practica con otra/s persona/s y necesariamente se tiene que negociar con el/l@s compañer@/s para que se puede llevar a cabo.

Saber más
Anticonceptivos

Anticonceptivos

El método anticonceptivo más aconsejable es aquel que es aceptado por la pareja, tolerado, bien utilizado y que proteja de I.T.S. y SIDA.

Saber más
Anticonceptivo de emergencia

Anticonceptivo de emergencia

Esta píldora se considera un método de prevención, no es en sentido estricto un método anticonceptivo, ni un método abortivo ya que se actúa antes de que se produzca el embarazo.

Saber más
Interrupción voluntaria del embarazo

Interrupción del embarazo

Las técnicas de interrupción del embarazo varían de acuerdo con el tiempo de gestación (embarazo). Cuanto más tempranamente se realice, menor resultará el riesgo y la posibilidad de complicaciones.

Saber más